face  tw  ins   youtube

 

 

 

 

Autora Camila Reimers: “Escribo porque es mi manera de ser”

La chilena radicada en Canadá hace más de 30 años es la autora del libro El cóndor pasa sobre el norte, de Ediciones Del Quijote, sello distribuido por Editorial Zig-Zag. La obra ganó el Premio Internacional del Libro Latino, galardón que condecora a los mejores autores latinos en lengua española, portuguesa e inglesa en el evento internacional de BookExpo America, en Estados Unidos.

Conócela a través de esta entrevista.

¿Cómo nace la idea de escribir El cóndor pasa sobre el norte?

Este cuento se lo escribí a mi nieto Camilo, porque cada vez que nace un nuevo nieto escribo para ellos. Este libro fue algo muy especial porque tenía la idea en mi mente y un día iba caminando por Ottawa pensando en el águila, como representante del norte del mundo, y en el cóndor, representante del sur. En ese momento sentí la necesidad de conversar con alguien que supiera más de esta leyenda, y justo miro hacia adelante y había un nativo canadiense sentado en la calle vendiendo sus pinturas. Me acerqué a él y le pregunté si pintaba águilas, y para mi sorpresa, él me respondió que era su especialidad. Me senté a su lado y conversamos largas horas, donde me explicó la leyenda del águila. Y, por otro lado, el cóndor siempre ha sido para mí un referente de mi país, porque desde que me fui de Chile siempre quise juntar a ambas aves, y lo logré. En este cuento el águila invita al cóndor a viajar y visitar a Camilo el día de su nacimiento.

¿Cuál es el principal valor y enseñanza de este cuento?

La leyenda dice que cuando el cóndor y el águila se unan habrá paz en el mundo. Ese es el principal valor de este cuento y que me gustaría que los niños entendieran que el mundo tendrá paz cuando todos nos unamos.

La realidad aumentada es una gran novedad en este libro ¿Cómo se llegó a esta idea?

Esto de la realidad aumentada fue idea de Alicia Manonellas, Directora Editorial de Ediciones del Quijote. Yo estaba en Colombia lanzando una de mis novelas y conocí a Alicia en una feria literaria, a quien le encantó este cuento y se entusiasmó. Ella me explicó lo de la realidad aumentada y fue una novedad para mí.

¿Y qué te pareció? ¿Has tenido buenos comentarios sobre esto?

Mira, la verdad es que cada persona que ha leído el cuento le ha fascinado lo de la realidad aumentada. Y no sólo eso, en Canadá mucha gente lo quiere comprar, porque también está traducido al inglés.

¿Qué otra primicia podemos encontrar en El cóndor pasa sobre el norte?

Me gustaría decirles que el cuento es bilingüe y que tiene un audio libro con la narración en inglés y en español, por lo que puede ser una gran ayuda en el aprendizaje del idioma inglés para que los niños vayan escuchando y leyendo el texto en otro idioma, en sus casas o en las salas de clase. Por ejemplo, a mi nieta mayor, en Canadá y que su idioma materno es el inglés, le encanta escuchar la narración en español, para así también ir aprendiendo un nuevo idioma.

Nos contaste que le escribes cuentos a tus nietos al nacer ¿Cuál fue el primero de ellos y de qué trataba?

El primer cuento que escribí fue para mi nieta Chloe y se llama Los tulipanes de Chloe. En Ottawa tenemos un festival de tulipanes que se realiza en mayo, y el año que nació mi nieta, en primavera, las flores no querían abrir. Y mi nieta, que se supone que iba a nacer en julio, se adelantó para mayo y justo el día que nació los tulipanes florecieron. Me inspiré en esa idea y escribí Los tulipanes de Chloe. Ese cuento fue seleccionado por Unesco para ser parte de la colección llamada The Best of All Worlds, una colección de cuentos en 8 idiomas.

¿Cómo ha sido ser escritora en un lugar que no es tu país natal?

Yo me fui a Venezuela en el año 1975, y en 1980 viajé a Canadá. Tengo mi vida en Canadá y formé una linda familia. Mi vida profesional se desarrolló allá y me han apoyado mucho. El gobierno canadiense tiene una oficina exclusiva para ayudar a los artistas, he ganado becas excelentes y he realizado cursos en otros países. Estoy muy agradecida de Canadá. Pero, así y todo, me encantaría que mis cuentos y novelas fueran más conocidas en mi país.

¿Por qué escribes?

Escribo porque me apasiona, porque es parte de mi manera de ser. Me tomo tiempo para escribir, años en investigaciones y entrevistas. Tengo una novela inspiradora que demoré 15 años en escribir, y para la cual viajé y conocí a muchas personas para poder enriquecerla.